Familia destrozada por ICE, pero la lucha en contra las deportaciones continua!

Foto por Univision 65 Philadelphia

Foto por Univision 65 Philadelphia

A las 6am esta mañana Pablo Fabian Cardenas fue puesto en un avión por Inmigración (ICE) y fue deportado, dejando atras a su esposa y dos hijos, Ismael y Erick.

Maria Elena, Esposa de Pablo, quizo compartir este mensaje con ustedes:

“Muchas gracias por el gran apoyo de cada undo de ustedes que firmaron la petición y que hicieron llamadas. Yo se que mi esposo también les agradece. Que dios le bediga a todos ustedes por el gran esfuerzo. Debemos seguir luchando”

Nosotros en Juntos estamos de acuerdo con Maria Elena. Ella es un gran ejemplo de la fuerza y dedicación que nuestras familias tienen para mantener la unión y de luchar en contra de la maquina de deportaciones.

Al seguir adelante con esta deportación, ICE ha dejado muy en claro que su prioridad no es la justicia, pero es y siempre ha sido destrozar familias. No podemos dejar que eso suceda. Debemos luchar por nuestros seres queridos. A medida que la Orden Ejecutiva se detiene en el tribunal, en esencia deteniendo el alivio para millones de personas, las deportaciones han incrementado.

Pablo fue victima no solo de un sistema de inmigración injusto pero tambien de sistema criminal injusto, un sistema que historicamente a abusado a comunidades de color y que fue construido para que muchos como el entren, pero pocos puedan salir el libertad.

Por favor, no deje que este sea el ultimo caso que estued apoya. No pudimos detener la deportación de Pablo, pero todavia hay una oportunidad para Pedro en Connecticut. Favor hagan click aqui y firmen por el. Seguir luchando es una manera de honorar a Maria Elena, Pablo y la familia de ellos.

En la lucha,
Erika, Miguel, Jasmine y el resto de la familia de Juntos

Family torn apart by ICE, but the fight against deportations continues!

Photo by Univision 65 Philadelphia

Photo by Univision 65 Philadelphia

At 6am this morning Pablo Fabian Cardenas was put on a plane to Ecuador by ICE and deported, leaving behind his wife and two sons, Ismael and Erick.

Maria Elena, Pablo’s wife, wanted to share this message to all of you:

“I want to thank each and every one of you for all the support you gave me and my family during this difficult time, for all the calls and signatures that were made. I know that my husband thanks you all as well. God bless you for all your efforts. We must keep fighting.”

At Juntos, we agree with Maria Elena. She’s a clear example of the strength and dedication our families have to stay together and fight back against the deportation machine.

By following through with this deportation, ICE has made it abundantly clear that their priorities are not about justice but are and have always been about tearing apart families.  We can’t let that happen. We must fight for our loved ones. As the Executive Order is held up in court, essentially stalling relief for millions of people, enforcement has increased.

Pablo was not just victim to an unjust immigration system but also of an unjust criminal system, one that has historically abused people of color and was built for many like him to enter but for very few to ever get out.

Please don’t let this be the last case you support. We didn’t stop Pablo’s removal, but there’s still a chance for Pedro in Connecticut.  Please click here and sign for him. Maria Elena, Pablo and their family would want that.

En la lucha,
Erika, Miguel, Jasmine and the rest of the Juntos family

Dígale a Home Depot que Debe Crear un Sitio Designado para los Jornaleros!

10623899_798207470226848_4391120800295616956_o

 

Durante los últimos ocho años, los jornaleros del area han buscado trabajo en el estacionamiento de Home Depot en Roosevelt Blvd. en el noreste de Filadelfia. Alrededor de 30 y 100 trabajadores esperan todos los días en busca de trabajo de contratistas locales y de personas que los necesitan. Estos trabajadores no sólo han apoyado el crecimiento y la expansión de nuestra ciudad pero también han contribuido importantes ingresos a Home Depot. Sin embargo, durante este último año, en lugar de trabajar con los jornaleros para establecer la confianza y en lugar de apoyar a los trabajadores y su seguridad, la nueva administración de Home Depot comenzó a llamar a la policía local. Esto ha causado que los jornaleros sean perseguidos y empujados del estacionamiento hacia el peligroso tráfico de Roosevelt Boulevard, conocida por ser una de las intersecciones más peligrosas del país. También ha causado el que se le den multas a los jornaleros, muchas veces más altas que lo que estos trabajadores ganan en días de duro trabajo y en otros casos los jornaleros han tenido sus vehículos confiscados.  El ingreso perdido en todo esto debería ser utilizado para mantener a sus familias y alimentar a sus hijos.

La búsqueda de trabajo por parte de jornaleros alrededor de “centros de mejoras para el hogar” (como Home Depot) no es algo exclusivo de Filadelfia; es un fenómeno nacional que tiene una larga historia en nuestro país. Lo que está claro es que la acción policial no hace que los jornaleros dejen de buscar trabajo pero sí aumenta los niveles de pobreza en los que tienen que vivir estos miembros de nuestra comunidad. Es por eso que estamos exigiendo que Home Depot apoye a los jornaleros; que les permita encontrar trabajo y que les permita hacerlo de una manera segura.

Home Depot ha creado lugares designados para los jornaleros en otras ciudades, ¿Por qué no en Filadelfia? Dígale a Home Depot que deje de botar el dinero de nuestros impuestos y de malgastar el tiempo de los policías y que cree y apoye hoy la existencia de un sitio designado para los jornaleros!

Tell Home Depot, Create a Designated Space for Day Laborers!

10623899_798207470226848_4391120800295616956_o

For the past eight years, day laborers have sought work from the Home Depot parking lot on Roosevelt Blvd. in Northeast Philadelphia. Anywhere from 30 to 100 workers wait everyday looking for work from local contractors and individuals who need them. These workers have not only supported the growth and expansion of our city but have also contributed significant revenue to Home Depot.  Yet, this past year,  Home Depot’s new management, instead of working with the day laborers to establish trust, rather than support the workers and their safety, began to call the local police.  This has resulted in workers being chased off the parking lot into dangerous traffic onto Roosevelt Boulevard, know for being one of the most dangerous intersections in the country. It has also resulted in some being ticketed, sometime for more than some of them earn in days of hard labor, or have had their cars impounded. This is income that should be used to support their families and feed their children.

Day Laborers seeking work by home improvement centers is not unique to Philadelphia, it is national phenomenon that has a long history in our country. What is clear is, police enforcement does not stop day laborers from looking for work, it just drives members of our community into deeper depths of poverty.  That is why we are demanding that Home Depot support day labors by allowing them to find work, safely.

Home Depot has created recognized sites for day laborers in other cities, why not in Philadelphia? Tell Home Depot to stop wasting our tax money and officer’s time by creating and supporter a worker site today!