Nutter, Lo Dijimos Antes y Lo Diremos de Nuevo, No Colaboración Entre la Policía y ICE

Nutter EO protest (1)

Nutter, Lo Dijimos Antes y Lo Diremos de Nuevo, No Colaboración Entre la Policía y ICE

El Viernes,  11 de Diciembre, el gobierno del alcalde Nutter dio a conocer sus propuestos cambios a la orden ejecutiva actual sobre ICE de la ciudad, orden que fue una victoria histórica que separó la Poli-Migra.

La comunidad de inmigrantes, de organizaciones y defensorxs de los derechos de lxs inmigrantes han tenido claro desde hace semanas que cualquier colaboración de la ciudad con ICE es inaceptable. Tenemos que estar en contra de cualquier uso de recursos de la ciudad que conlleve a la deportación de nuestra comunidad.

Lea la respuesta completa de la Red de Unidad Familiar de Filadelfia (PFUN por sus siglas en Inglés) a continuación.

En solidaridad,

Juntos

———————————————————————————————————————————————————-

Honorable Alcalde Michael Nutter

Salón 215

Alcaldía

Philadelphia PA 19107

Estimado Alcalde Nutter,

Le escribimos en respuesta al boceto de la Orden Ejecutiva que nos dio a conocer su administración, la cual rescindiría y reemplazaría la Orden Ejecutiva N ° 01/14 (“Política Respecto de Inmigración y Control de Aduanas de la Agencia en relación a Solicitudes de Retención”). Nuestras preocupaciones no han sido cambiadas por nuestro repaso de este boceto. Le instamos una vez más a no realizar ningún cambio en su posición sobre esta cuestión y dejar que la orden original siga de pie, en respuesta a la petición unánime de que así sea.

Entendemos por nuestra reunión con el Vicealcalde Gillison que su administración anticipa que el número de personas que serían sometidos a esta revisada orden sería relativamente pequeña y que su posición es que la comunicación con Inmigración y Aduanas en estas situaciones contribuirá a la seguridad pública. Sin embargo, este razonamiento ignora las experiencias de miles de familias de Filadelfia que han sido destrozadas por la máquina de la deportación y quienes han sido forzadas a sentirse sin seguridad alguna y sin estabilidad aún en sus propios hogares y comunidades a causa de las actividades de ICE.

Si su administración cree que el sistema jurídico penal en Filadelfia es capaz de adjudicar materia penal, no vemos ninguna razón por la cual Filadelfia debe participar en la práctica de señalar a ciertos individuos para castigo adicional con consecuencias permanentes simplemente debido a su estatus migratorio. Este cambio en su política también contradice su posición sobre el valor de la reentrada y rehabilitación para los ciudadanos que regresan de las cárceles y en cambio obliga a estas personas a ser exiliados permanentemente de sus familias y comunidades. Sabemos que usted valora el reingreso y las segundas oportunidades, como lo demuestra su firma de ayer de la ley integral de “Prohibir la Pregunta” (en ingles “Ban the Box”) en el Ayuntamiento. Con esto en mente, nos oponemos firmemente a cualquier revisión a la orden existente que permita a los empleados de la ciudad reportar a los residentes de Filadelfia con Inmigración y Control de Aduanas, y punto.

Las disposiciones adicionales en esta orden no disipan nuestras preocupaciones por varias razones. Si bien apreciamos la intención detrás de la creación de un consejo asesor, no estamos de acuerdo que el objetivo de cualquier comité de asesoramiento sobre este tema debería ser promover el diálogo con las autoridades federales de inmigración. Como hemos explicado en detalle a través de nuestra comunicación anterior, de materiales de divulgación, conferencias de prensa y en numerosas reuniones con su administración y con Alcaldes anteriores en la última década, el Departamento de Seguridad Nacional ha traumatizado a las comunidades de inmigrantes de Filadelfia a través de brutales prácticas racistas que han destruido familias y perturbado la estabilidad de la comunidad con la impunidad. Si a su oficina le gustaría crear una vía para la inclusión de los aportes y perspectivas de la comunidad en temas relacionados con la aplicación de la ley en las comunidades de inmigrantes, le sugerimos que comience por convocar foros comunitarios para solicitar aportes a las políticas de la ciudad relacionadas con la inmigración, aportes procedentes de las personas directamente afectadas por esas políticas.

Sabemos por nuestra experiencia que los esfuerzos locales para lidiar con el abuso a manos de ICE serán infructuosos, sin rendición de cuentas a nivel federal. Esta falta de rendición de cuentas es una pieza fundamental por la cual creemos que cualquier participación local en el sistema de deportación debe prohibirse. En relación con su solicitud al Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) de crear una línea directa a aceptar quejas, no tenemos claro por qué sería que miembros de la comunidad reportarían abusos a manos del Departamento de Seguridad Nacional, la cual es la agencia que está cometiendo el abuso. DHS actualmente ya tiene varias avenidas donde se pueden informar problemas, ninguna de las que son eficaces en realmente responder a las preocupaciones y quejas que se comunican. Los esfuerzos de relaciones públicas, como la posición de “defensor público” previamente creada por el ICE, no son eficaces para facilitar el diálogo por las razones descritas anteriormente. Por supuesto, sí aplaudimos la solicitud de datos, ya que ICE ha sido notoriamente reacio a proporcionar información sobre sus actividades, sin embargo no vemos por qué Ud. no pudo obtener esta información a través de otros canales que no requieran una revisión de la Orden Ejecutiva vigente .

De acuerdo con las preocupaciones planteadas anteriormente y en respuesta directa a las necesidades y experiencias de las comunidades que servimos, si su administración insiste en sustituir la Orden Ejecutiva anterior, hacemos un llamado a su administración a realizar los siguientes cambios en el lugar de su propuesta:

  1. Mejorar la seguridad de la comunidad y la confianza en las agencias de la ciudad mediante la prohibición al Departamento de Seguridad Nacional de utilizar los bienes y recursos de la ciudad, incluyendo el espacio físico en los distritos de policía y las prisiones, para interrogar a los residentes de Filadelfia y para hacer cumplir las leyes civiles de inmigración;
  2. Conservar recursos de la ciudad por medio de la prohibición de empleados de la ciudad, como la policía y el personal penitenciario, de comunicarse con el Departamento de Seguridad Nacional para facilitar la deportación de residentes de Filadelfia.

Sinceramente,
La Red de Unidad Familiar de Philadelphia (The Philadelphia Family Unity Network)

 

Lxs miembros del Philadelphia Family United Network incluyen 1Love Movement, Juntos, New Sanctuary Movement of Philadelphia, the Pennsylvania Immigration and Citizenship Coalition and Victim/Witness Services of South Philadelphia.

Nutter, We Said it Before and We’ll Say it Again, No Police/ICE Collaboration

12244266_939592602755000_3384434757657586628_o

Nutter, We Said it Before and We’ll Say it Again, No Police/ICE Collaboration

On Friday, December 11th Mayor Nutter’s administration released their proposed changes to the city’s ICE hold executive order, a historic win in separating the Poli-Migra.

The immigrant community, immigrant rights organizations and advocates have been clear for weeks that any city collaboration with ICE is unacceptable. We must stand against any use of city resources that will lead to the deportation of our community.

Read the Philadelphia Family Unity Network’s full response below.

En solidaridad,
Juntos

 

——————————————————————————————————————————–

 

 

Hon. Mayor Michael Nutter

Room 215

City Hall

Philadelphia PA 19107

 

Dear Mayor Nutter,

We are writing in response to the draft Executive Order provided to us by your administration which would rescind and replace Executive Order No. 1-14 (“Policy Regarding U.S. Immigration and Customs Enforcement Agency Detainer requests”). Our concerns are not swayed by our review of this draft. We urge you again not to make any changes to your position on this issue, and to let the original order stand, in response to the unanimous call to do so.

We understand from our meeting with Deputy Mayor Gillison that your administration anticipates the number of individuals who would be subjected to this revised policy to be relatively small, and that your position is that communicating with Immigration and Customs Enforcement in these situations will contribute to public safety. However, this reasoning ignores the experiences of thousands of Philadelphia families that have been ripped apart by the deportation machine and made to feel unsafe and unstable in their own homes and communities because of the activities of ICE.

If your administration believes that the criminal legal system in Philadelphia is capable of adjudicating criminal matters, we see no reason why Philadelphia should participate in the practice of singling out certain individuals for additional punishment with permanent consequences simply due to their immigration status. This change in your policy also contradicts your position on the value of reentry and rehabilitation for returning citizens and instead forces these individuals to be permanently exiled from their families and communities. We know you value re-entry and second chances as illustrated by your signing of a comprehensive Ban the Box policy just yesterday at City Hall. With this in mind, we strongly oppose any revision to the existing order that allows city employees to report Philadelphia residents to Immigration and Customs Enforcement, full stop.

The additional provisions in this order do not allay our concerns for several reasons. While we appreciate the intention behind the creation of an advisory board, we disagree that the goal of any advisory committee on this issue should be to promote dialogue with federal immigration officials. As we have explained in detail through our previous communication, outreach materials, press conferences and in numerous meetings with your administration and previous Mayors over the past decade, the Department of Homeland Security has traumatized Philadelphia’s immigrant communities through brutal, racist practices that have destroyed families and disrupted community stability with impunity. If your office would like to create an avenue for community input on issues related to law enforcement in immigrant communities, we suggest that you start by convening community forums to solicit input on city policies related to immigration from those directly affected by those policies.

We know from experience that local efforts to address abuse at the hands of ICE will be fruitless without accountability at the federal level. This lack of accountability is a core piece of why we believe that any local participation in the deportation system should be prohibited. With regard to your request for DHS to create a hotline to accept complaints, we are unclear as to why community members would report abuse at the hands of the Department of Homeland Security to the agency which is committing the abuse. DHS currently operates several avenues where problems may be reported, none of which are effective in actually addressing concerns. Public relations efforts, such as the “public advocate” position previously created by ICE, are not effective in facilitating dialogue for the reasons described above. We do of course applaud the request for data, as ICE has been notoriously reluctant to provide information on its activities, however we don’t see why you could not obtain this information through other channels that would not require a revision of the existing Executive Order.

In accordance with the concerns raised above and in direct response to the needs and experiences of the communities we serve, if your administration insists on replacing the previous Executive Order, we call on your administration to make the following changes in place of your proposal:

  1. Enhance community safety and trust in city agencies by prohibiting the Department of Homeland Security from using city property and resources, including physical space in police districts and prisons, to interrogate Philadelphia residents and enforce civil immigration laws;
  2. Conserve city resources by prohibiting city employees, including police and prison staff, from communicating with the Department of Homeland Security to facilitate the deportation of Philadelphia residents.

Sincerely,
The Philadelphia Family Unity Network

 

The Philadelphia Family United Network members include 1Love Movement, Juntos, New Sanctuary Movement of Philadelphia, the Pennsylvania Immigration and Citizenship Coalition and Victim/Witness Services of South Philadelphia.