Unete A La Zona De Resistencia Comunitaria

 

¡Unete A La Resistencia!

La supremacía blanca es una enfermedad en este país que ha existido desde el año 1492 y desde la elección de Trump nos recuerda cada día que si usted es una persona de color en los Estados Unidos, usted no está a salvo. Desde prohibiciones de viajes a redadas masivas de inmigración como la Operación “Ciudad Segura”, donde 107 personas fueron desaparecidas en Filadelfia en cuatro días a manos de La Migra, estos ataques está devastando a nuestras familias. No podemos permitir que este gobierno defina lo que es “seguridad”. ¡Sólo podemos estar a salvo en estos tiempos creando seguridad para nosotros mismos y necesitamos su ayuda para que esto suceda!

Los días 11 y 12 de noviembre lanzaremos nuestras Zonas de Resistencia Comunitaria, una campaña dirigida a proteger a nuestros seres queridos mediante la creación de zonas seguras en nuestra ciudad donde cada persona, bloque por bloque, está capacitada sobre sus derechos y sobre cómo apoyar a cualquier vecino que está sujeto a discriminación racial, a manos de la policia o de la migra, crímenes de odio y cualquier otra forma de criminalización en esta nación.

Lanzaremos nuestra Zona de Resistencia Comunitaria en el Sur de Filadeflia durante el aniversario de la elección de Trump. ¿Qué vas a hacer ese fin de semana para resistir? Únete a nosotros para construir la resistencia, inscríbase ahora usando el formulario abajo

 

Nada Seguro Sobre La Operación “Ciudad Segura”

Operación “Ciudad Segura”: Una represalia federal en contra ciudades y comunidades que niegan cooperar con una administración de la supremacía blanca

El 12 de septiembre, 2017 Juntos, junto a más de 30 organizaciones locales y nueve individuos, incluyendo las concejales, María Quiñones-Sánchez y Helen Gym, y la directora de Juntos, Erika Almiron, presentaron un Acto de Libertad de Información (FOIA) a la oficina de Inmigración y Control de Aduanas en Filadelfia (ICE), en respuesta a informes de que una redada a nivel nacional masiva conocida como “Operación Mega” sería desatada contra las comunidades inmigrantes con el objetivo de detener a más de 8,000 personas antes del final del año fiscal de ICE en el 30 de septiembre. No mucho después, ICE anunció públicamente que estarían posponiendo Operación Mega sin indicación de cuándo y procedió a negar la solicitud de la FOIA en las oficinas locales de Filadelfia.

Esta falta de transparencia al público demuestra que nunca se puede confiar en cualquier sentimiento de seguridad que nos ofrezca ICE. Sólo once días después que presentamos la solicitud de FOIA, las autoridades de Inmigración (ICE) demostraron una vez más que son una agencia deshonesta y malvada con el lanzamiento de “Operación Ciudad Segura,” un operativo masivo que se enfoca en los “Ciudades Santuarios,” cómo Filadelfia. La Operación Ciudad Segura solo puede describirse como una represalia deliberada en contra las ciudades y comunidades que niegan cooperar con una administración racista y xenófobo que viola los derechos de la gente. Filadelfia ha soportado lo peor de esta represalia por haber tenido la mayor cantidad de personas desaparecidas: en total, 107 personas fueron recogidas por ICE a lo largo de cuatro días, más que cualquiera otra oficina de ICE del país.

La ironía de que esta operación se nombra “Operación Ciudad Segura” no pasa desapercibida por las víctimas de estas redadas. Una familia local reportó que agentes de ICE entraron a su casa, blandiendo armas en frente de varios niños, interrogando a una menor de edad sin el permiso de los padres, y procedieron a tomar las huellas dactilares de cada persona en la casa. Algunas personas quienes fueron esposados y removidos se describieron como “daños colaterales.” Esto significa que no tenían ninguna razón de ser detenidos aparte de que son inmigrantes y víctimas de una agencia y clima política que aterroriza y desgarra a las familias, utilizando tácticas recordativas al Gestapo en nombre de la seguridad pública.

Erika Almirón, Directora Ejecutiva de Juntos, dijo: “La seguridad pública significa que todos están a salvo de los manos de la máquina de la criminalización de Trump; esta no puede ser definida por agentes de ICE quienes derriban a las puertas de nuestras casas con armas y llevan a la gente en frente de sus propios hijos. Es por esto que necesitamos expandir las  pólizas de ciudades santuarios como Filadelfia para proteger a nuestras familias de esta nueva época de Gestapo que utiliza a las agencias de la inmigración para llevar a cabo una limpieza étnica. Debemos empujar para legislación que despenaliza a personas que solamente están tratando de sobrevivir y asegurar de que nuestra sistema legal y la policía no colaboren con ICE, lo cual hace que todas las personas en nuestra ciudad se sientan menos seguros.”

Sessions Continues the Trump Regime’s Lawlessness, The City of Philadelphia Fights Back  

Sessions Continues the Trump Regime’s Lawlessness, The City of Philadelphia Fights Back 

Just days after Trump pardoned racist ex-sheriff Arpaio and while thousands of families brace themselves for DACA to be rescinded because of Sessions silence, this morning, the city of Philadelphia fought back. Philadelphia sued U.S Attorney General, Jeff Sessions, over his tyrannical demands on cities and municipalities that have stood in support of the country’s immigrant population. Sessions has no power in requiring cities to be at his racist beck and call in order to receive federal funding and these acts can only be likened to gangster extortion tactics, tactics that have become the norm under the current administration. At Juntos we support the city’s decision to sue and believe this is the first step in the fight against Trump and Session’s White Supremacist agenda.

What Sessions is aiming to do is to continue the Trump administration’s lawlessness in the name of inherently racist politics. Seeing our locally elected officials take a stand for our people and against a White Supremacist regime is a commendable act. We in Philadelphia could also really benefit from reallocating the funds we are fighting for to be invested into programs that strengthen and support our communities rather maintaining and expanding an already flawed and racist criminal justice system that continues to criminalize us. ” Said Erika Almiron, Executive Director of Juntos

What we are witnessing is without a doubt both  Trump and Sessions trying to make law enforcement in this country into what can only be described as their personal Gestapo, targeting and downright decimating communities of color. Philadelphia needs to once again be on the vanguard and take the steps necessary to defend our people. Divesting from our heavily funded police department into programs that reduce jail populations and decriminalize our existence such as ending cash bail, strengthening language access and expanding programs that reduce recidivism are ways that we can locally fight back against a white supremacist administration.

La Licencia del Centro de Detención de Familia de Berks Ha Sido Revocada

Blogpost-Berks-Press-Release

La Licencia del Centro de Detención de Familia de Berks Ha Sido Revocada

En el día 27 de Enero, el departamento de Servicios Humanos de PA (DHS PA por sus siglas en Inglés) emitió aviso de que la licencia del Centro de Detención de Familias del Condado de Berks (CRCB por sus siglas en Inglés) no será renovada y al contrario, será revocada oficialmente, poniéndole fin a la detención de familias en Pennsylvania.

La Coalición de Cerrar a Berks aclama esta acción como una victoria para el estado y para el país en contra de las violaciones de los derechos y de los horribles abusos a los cuales las familia inmigrantes han sido sometidas por demasiado tiempo. La licencia del estado será revocada a partir del 21 de Febrero de 2016 y en el interino el condado de Berks tiene el derecho de apelar. Muchos en la coalición se preguntan cómo es que el condado de Berks, un condado ya en crisis fiscal, puede encontrar fondos en su presupuesto para gastarlos en un proceso legal, dado a que a nivel nacional la detención de familias ya ha sido determinada inconstitucional.

A nivel nacional, muchos grupos elogiaron la respuesta como un paso en la dirección correcta, así y como un signo de que la detención de familias finalmente está llegando a su fin.

 

Reacciones de la Comunidad

 “ICE ha estado operando el centro ya en violación de la ley federal. Además, algunas familias están siendo detenidas de nuevo por meses a la vez y ahora, sin una licencia estatal, el centro estará en violación de la ley estatal también. Por lo tanto, exigimos la liberación de las familias detenidas en Berks de inmediato, ya que no deben soportar ni un día más en una injusta detención.” dijo Erika Almirón, Directora Ejecutiva de Juntos.

“El revocar esta licencia es un primer paso importante hacia el cierre de este centro de detención y esperamos que también será un paso hacia el terminar la detención de familias aquí en Pennsylvania y nacionalmente”, dijo la Directora Ejecutiva de PICC, Sundrop Carter.

Adanjesus Marín, Director Ejecutivo de Make the Road PA ha dicho, “Como residentes del condado de Berks estamos agradecidos de que el DHS ha confirmado lo que siempre hemos sabido- que este centro es injusto y debe ser cerrado. Llamamos a nuestros comisionados del condado a que dejen de evadir el tema y a que tomen medidas inmediatas para detener el encarcelamiento de familias”.

Miguel Andrade, Vice-Presidente de la Junta Directiva de GALAEI en Filadelfia, dijo, “La noticia de que PA DHS ha revocado la licencia del Centro de Detención de Familias del condado de Berks es una monumental victoria no sólo para la comunidad inmigrante de nuestro estado, si no también para las millones de familias inmigrantes alrededor de todo el país. Sólo este verano pasado ICE aclamaba a Berks como un centro modelo de detención y estaban viéndolo como un ejemplo para la detención Trans y LGBQ. Nosotros en GALAEI nos mantenemos firmes contra cualquier y toda detención y vemos que lo que está sucediendo en nuestro estado tiene el potencial de tener un efecto dominó en todo el país y nos dá la esperanza de que un día podamos poner fin a todas las detenciones y deportaciones que desgarran a nuestras comunidades. “

“El Estado de Pensilvania envió un mensaje fuerte hoy: los centros de detención de inmigrantes no son un lugar para niños, especialmente aquellos que han sufrido trauma,” dijo Wendy Cervantes, Directora del First Focus Center for Children of Immigrants. “Sabemos que incluso un corto periodo de tiempo en detención puede tener un impacto a largo plazo sobre la salud mental de un niño y sobre su desarrollo general. Todos los niños merecen estar en un entorno en el que puedan ser libres para jugar, aprender y prosperar, no detrás de barras con el gobierno observando cada uno de sus movimientos y racionando sus alimentos y su tiempo de juego”.

 

 

La Campaña de Cerrar a Berks es una coalición de base que lucha para cerrar inmediatamente el centro de detención del condado de Berks y por ponerle fin a la detención de familias. Los miembros incluyen Detention Watch Network, GALAEI, Juntos, # Not1More, Make the Road PA, Migrant Power Movement, PICC, UUPlan y We Belong Together.