El Alcalde Nutter da Prioridad a la Política más que a la Comunidad Inmigrante

1507592_843594935688101_1459177022662383778_n

El Alcalde Nutter con miembro de Juntos María Elena Cárdenas, madre de dos hijos que acababa de perder a su marido Pablo a una deportación sólo unos días antes.

El Alcalde Nutter da Prioridad a la Política más que a la Comunidad Inmigrante

El 20 de noviembre se conmemorará el primer aniversario del anuncio de Obama sobre inmigración y la Acción Diferida para los Padres de Ciudadanos Estadounidenses (DAPA). A pesar de la promesa de alivio de las deportaciones para millones de familias, el ataque en contra de nuestra comunidad sigue. Este último año ha traído no sólo la decepción  pero la continuación de las deportaciones, el racismo odioso de aspirantes presidenciales que inspiraron polizas y propuestas anti-inmigrantes en el Congreso y en Harrisburg. En Pennsylvania, también hemos visto la detención prolongada, injusta e inhumana de las familias en el Centro de Detención de Familias en Berks, donde los niños han sido detenidos de tan sólo 11 días de edad con una licencia ilegal. También,  Inmigración (ICE) continúa aterrorizando a nuestras comunidades en Filadelfia y en todo el estado.

El jueves, 12 de noviembre, la administración de Nutter organizó una reunión a puerta cerrada con las organizaciones pro- inmigrantes de Filadelfia, incluyendo La Red de la Unificación de Familias (PFUN), sobre la colaboración de la ciudad con ICE. La administración anunció en esa reunión su intención de retroceder el orden ejecutivo, aprobada en abril de 2014 y que limita las interacciones entre la ciudad, a uno que re-establece estas comunicaciones.

Miembros de la comunidad inmigrante, la Red de la Unidad Familiar de Philadelphia, la Coalición Shut Down Berks, y nuestros aliados tendremos una rueda de prensa el lunes, 16 de noviembre a las 11am en la Alcaldía para batallar contra este movimiento en la parte del alcalde y también otros ataques anti-inmigrantes en el nivel federal y estatal.

Estamos horrorizados que la administración de Nutter quiere cambiar el orden ejecutivo tan innovadora y una vez más usar la policía local como un brazo del sistema de deportaciones. Estos cambios incrementará el número de deportaciones en Filadelfia y erosiona la construcción de confianza iniciado entre nuestra comunidad  y la policía local desde que se firmó el orden ejecutivo. Lo qué los miembros de la comunidad van a escuchar es que la administración ha rompido su palabra y que la policía local volverá a servir como agentes de inmigración. Estas propuestas también contradicen los valores de nuestra ciudad de honrar la dignidad de cada individuo, la redención, el derecho a las segundas oportunidades, y la capacidad del ser humano a cambiar y al mismo tiempo sometiendo los residentes de Filadelfia a un doble castigo con deportarlos después de haber cumplido su tiempo en el sistema criminal. Alcalde Nutter debe escuchar a nuestra comunidad y nuestros aliados y mantenerse firme en su apoyo a una póliza que ha dado fuerza y seguridad a nuestras comunidades.

Hace sólo siete meses que Nutter se paró con la comunidad en el City Hall y después de escuchar la historia de María Elena Cárdenas, madre de dos hijos que acababa de perder a su marido Pablo a una deportación sólo unos días antes, dijo: “No puedo imaginar que un político, alguien que realmente cree en el servicio público, podría pensar que separa una familia tan violentamente es una buena política. De alguna manera, al menos para mí, eso parece estar completamente en contradicción con este gran país que todos amamos y  llamamos los Estados Unidos de América. Todavía tenemos trabajo que hacer .”

Un mes después, la ciudad dejó en claro que no tenía intención de reanudar la cooperación con ICE. En una entrevista con Los Angeles Times, el Consejero Delegado de la ciudad Richard Negrín, dijo “La comunidad Latina en general pierde la confianza cuando nos ven tratar a residentes de Filadelfia de esa manera, y para ser honesto, creo que (cooperar con ICE) nos hace menos seguros.”

Necesitamos funcionarios públicos a nivel local, estatal y nacional, que tendrá una posición contra el odio hacia los inmigrantes y hacia la gente de color. Debemos permanecer juntos para detener la criminalización, la detención y deportación de nuestras comunidades.
Los miembros de la comunidad inmigrante, La Red de la Unificación de Familias (PFUN,) la Coalición de Cerrar Berks y nuestros aliados tendrán una conferencia de prensa este lunes, 16 de noviembre, a las 11am sobre este último desarrollo, así como los ataques en contra de la comunidad inmigrante a nivel estatal y nacional.

 

Los miembros de Red de La Unidad Familiar de Philadelphia son Movimiento 1Love, Juntos, Nuevo Movimiento Santuario de Philadelphia, Pennsylvania Inmigración y Ciudadanía y la Coalición de Víctimas / Testigos Servicios de sur de Philadelphia.
La Campaña de Shut Down Berks es una lucha contra la coalición de base para cerrar el centro de detención del condado de Berks de inmediato y la detención de la familia fin. Los miembros incluyen Detention Watch Network, GALAEI, Juntos, # Not1More, Movimiento Migrante Poder, PICC, UUPLAN y Debemos Estar Juntos.