Nada Seguro Sobre La Operación “Ciudad Segura”

Operación “Ciudad Segura”: Una represalia federal en contra ciudades y comunidades que niegan cooperar con una administración de la supremacía blanca

El 12 de septiembre, 2017 Juntos, junto a más de 30 organizaciones locales y nueve individuos, incluyendo las concejales, María Quiñones-Sánchez y Helen Gym, y la directora de Juntos, Erika Almiron, presentaron un Acto de Libertad de Información (FOIA) a la oficina de Inmigración y Control de Aduanas en Filadelfia (ICE), en respuesta a informes de que una redada a nivel nacional masiva conocida como “Operación Mega” sería desatada contra las comunidades inmigrantes con el objetivo de detener a más de 8,000 personas antes del final del año fiscal de ICE en el 30 de septiembre. No mucho después, ICE anunció públicamente que estarían posponiendo Operación Mega sin indicación de cuándo y procedió a negar la solicitud de la FOIA en las oficinas locales de Filadelfia.

Esta falta de transparencia al público demuestra que nunca se puede confiar en cualquier sentimiento de seguridad que nos ofrezca ICE. Sólo once días después que presentamos la solicitud de FOIA, las autoridades de Inmigración (ICE) demostraron una vez más que son una agencia deshonesta y malvada con el lanzamiento de “Operación Ciudad Segura,” un operativo masivo que se enfoca en los “Ciudades Santuarios,” cómo Filadelfia. La Operación Ciudad Segura solo puede describirse como una represalia deliberada en contra las ciudades y comunidades que niegan cooperar con una administración racista y xenófobo que viola los derechos de la gente. Filadelfia ha soportado lo peor de esta represalia por haber tenido la mayor cantidad de personas desaparecidas: en total, 107 personas fueron recogidas por ICE a lo largo de cuatro días, más que cualquiera otra oficina de ICE del país.

La ironía de que esta operación se nombra “Operación Ciudad Segura” no pasa desapercibida por las víctimas de estas redadas. Una familia local reportó que agentes de ICE entraron a su casa, blandiendo armas en frente de varios niños, interrogando a una menor de edad sin el permiso de los padres, y procedieron a tomar las huellas dactilares de cada persona en la casa. Algunas personas quienes fueron esposados y removidos se describieron como “daños colaterales.” Esto significa que no tenían ninguna razón de ser detenidos aparte de que son inmigrantes y víctimas de una agencia y clima política que aterroriza y desgarra a las familias, utilizando tácticas recordativas al Gestapo en nombre de la seguridad pública.

Erika Almirón, Directora Ejecutiva de Juntos, dijo: “La seguridad pública significa que todos están a salvo de los manos de la máquina de la criminalización de Trump; esta no puede ser definida por agentes de ICE quienes derriban a las puertas de nuestras casas con armas y llevan a la gente en frente de sus propios hijos. Es por esto que necesitamos expandir las  pólizas de ciudades santuarios como Filadelfia para proteger a nuestras familias de esta nueva época de Gestapo que utiliza a las agencias de la inmigración para llevar a cabo una limpieza étnica. Debemos empujar para legislación que despenaliza a personas que solamente están tratando de sobrevivir y asegurar de que nuestra sistema legal y la policía no colaboren con ICE, lo cual hace que todas las personas en nuestra ciudad se sientan menos seguros.”