Honrando el trabajo de Erika Almirón’s como Directora Ejecutiva de Juntos

with No Comments

La Mesa Directiva y la comunidad de Juntos agradecemos a Erika Almirón por sus ocho años de servicio a la organización. Nosotros, y el movimiento, estamos endeudados a Erika por todo su labor luchando por la justicia para los inmigrantes.

Cuando Erika empezó como la Directora Ejecutiva, Juntos era una pequeña organización que ofrecía apoyo a una comunidad creciente de inmigrantes en el sur de Filadelfia. Juntos había lanzado unas campañas enfocadas en el acceso a la educación y otros apoyos para los inmigrantes Latinx. Todavía no estaba evidente que la administración de Obama iba a acelerar las deportaciones y la encarcelación de los inmigrantes. Poca gente pensaba que Michael Nutter, el alcalde de Filadelfia, iba a cooperar con la máquina de las deportaciones que el gobierno estaba construyendo.

Erika orientaba el trabajo de Juntos a la intersección de la justicia para los inmigrantes, la justicia criminal, y el racismo estructural en Filadelfia. Bajo su liderazgo, Juntos ayudaba que Filadelfia se hizo una ciudad santuaria, en 2014, implementado la primera política santuaria que terminó los sostienes de ICE; la policía ya no detiene los inmigrantes por ofensas mínimas hasta que llegue ICE. Esta política es en un modelo a nivel nacional que ha sido implementado en más de 200 municipios en el Estados Unidos.

Juntos ha luchado en contra de las detenciones y las deportaciones. En 2015, Juntos formó una coalición para cerrar a Berks, un centro de detención de familias. Juntos apoyó las huelgas de hambre y de los trabajadores en Berks que fueren liderados por las madres detenidas allí. Muchas de estas mujeres compartieron sus experiencias cuando Juntos visitó a las madres y sus hijos. Elevando sus voces y sus experiencias, las madres y los organizadores colaboraron y inspiraron un movimiento en el estado de Pennsylvania para cerrar las puertas de Berks. Juntos también ha apoyado a muchas familias reuniendo inmigrantes con sus seres queridos y ayudándoles a salir de los centros de detenciones. Juntos apoyó a Javier Flores durante quince meses en un centro de detención en York y once meses en santuario en la iglesia Arch Street United Methodist y luego el ganó su apelación y salió de la iglesia para reunir con su familia.

Cuando Trump ganó las elecciones con unos ataques racistas a la comunidad inmigrante en general y la comunidad Latinx en particular, Erika se unía con líderes en Filadelfia para resistirlo. Aunque la oficina de ICE en Filadelfia es uno de los más agresivos en los Estados Unidos, Juntos estaba en una buena posición para liderar el movimiento luchado contra las políticas racistas de la administración de Trump. En 2018, Juntos expandió el concepto de santuario en la ciudad, construyendo una coalición que luchaba para cerrar el acceso que tenía ICE al base de datos de la policía de Filadelfia – PARS – que estaba facilitando a las deportaciones de personas viviendo en la ciudad.

Bajo el liderazgo de Erika, Juntos lanzó las Zonas de Resistencia Comunitaria donde se enseña a los inmigrantes y a los aliados como organizar y resistir al abusos de ICE y de la policía. La comunidad y los aliados de Juntos visitaron casa a casa en el sur de Filadelfia para educar a los residentes sobre sus derechos y qué hacer en un encuentro con ICE o con la policía. Miles de personas en Filadelfia fueron entrenados en conocer a sus derechos. Otras organizaciones y otras ciudades han organizado Zonas de Resistencia Comunitarias y han usado el currículo de Juntos para concientizar y empoderar a la comunidad para proteger a los inmigrantes. 

En esta época, Erika también estableció una base financiera estable para Juntos. Sus éxitos con las pedidas de fondos resultó en más recursos de fuentes locales y nacionales. Juntos también creció el número de donantes individuales que contribuyen cada mes para avanzar la misión de Juntos.  Erika, le agradecemos por todo su liderazgo y servicio a la organización a través de un período de tremendo desafíos y le deseamos lo mejor en su próxima capitulo.

Todo este trabajo en los últimos ocho años también fue posible por el trabajo muy dedicado de los empleados de Juntos y los miembros de la comunidad, y también miembros de las coaliciones, los donantes, y los aliados. Queremos extender nuestro agradecimiento y gratitud a todos los que apoyaron de maneras grandes y pequeñas al trabajo vital de Juntos en los últimos años.  Estamos agradecidos por lo que hemos hecho en el pasado y estamos emocionados por el futuro de nuestro trabajo luchando para la justicia.

En la lucha,

La Mesa Directiva de Juntos